Fernando de Arroyo y Sánchez de la Torre, Comisario de Guerra


Fernando de Arroyo y Sánchez de la Torre, nació San Martin de Valdepusa en el último tercio del siglo XVII, sus apellidos le delatan como descendiente de funcionarios que la administración del marquesado de Malpica.

De los funcionarios del marquesado, surgió una pequeña burguesía

Pues los Arroyo ostentaron diferentes cargos dentro de esa burguesía funcionarial, así por ejemplo tenemos a Juan de Arroyo que fue mayordomo del Marqués de Malpica allá por 1690 y más tarde administrador de las rentas del estado, y que probablemente fuera el padre de nuestro protagonista. En la misma época tenemos a Francisco Gregorio de Arroyo, familiar del Santo Oficio y escribano de Navalmoral de Pusa.
Por otra parte los Sánchez de la Torre ostentaron durante varios siglos los puestos de escribanos en diferentes pueblos de la actual provincia de Toledo, así en 1557 Antón Sánchez de la Torre era escribano de Escalona o José Antonio Sánchez de la Torres escribano de Oropesa en 1812, entre otros.

La caida de Gibraltar y la refundación de Algeciras.


Fernando de Arroyo del obtuvo el puesto de Comisario de Guerra del cuerpo de Artillaría en 1708, estos datos ya los recogía D. Pedro Fernández en su obra Huellas, ahora aportamos que figura como uno de los cuatro toledanos que repoblaron Algeciras tras la pérdida se peñón de Gibraltar y que procedía de los siguientes municipios:
De Toledo, un cabo furriel
De Consuegra, un oficial del ejército
De San Martín de Pusa, un Comisario de Guerra.
Una persona de Villacañas, sin oficio.
Efectivamente, cuando los ingleses izaron la bandera en el peñón de Gibraltar el 6 de agosto de 1704, la población del peñón intento huir a otros lugares, principalmente Málaga y a otros pueblos de la sierra de Cádiz, sin embargo un reducido grupo de gibraltareños creó una capilla sobre las ruinas de la antigua Alghezirah-Al-Hadra, la actual Algeciras.
A partir de ahí y una vez asentados los ingleses en el peñón tras la firma del Tratado de Utrecht en 1713, hubo un movimiento repoblador de municipios de la zona, y reforzamiento de las defensas militares y de los fuertes de la zona. En 1723 se inicia la construcción de la nueva Algeciras y de su zona militar. Ahí es donde aparece nuestro paisano pues por su profesión militar de Comisario de Guerra, que no era otra cosa que una especie de Interventor de pagos y servicios de la administración militar, debió estar al cargo de las cuentas de la implantación de las nuevas infraestructuras militares de la zona.

La hidalguía via la Orden de Santiago.

Expediente Pruebas de Caballeros de Santiago


En 1748, Fernando de Arroyo pide ser admitido como Caballero de la Orden de Santiago, en lo que queda de su expediente de pruebas de acceso, se hace referencia a sus familiares, aunque no hay constancia del nombre de sus padres si nos dejan estos datos de sus ascendientes:
.- Partida de entierro de su bisabuela paterna; María Negrete, viuda de Diego de Moya, fallecida en San Martín de Valdepusa en 1659.
.- Casamiento de sus tatarabuelos paternos; Bartolomé de Arroyo y Sánchez y María de Robles y Ruíz en La Puebla de Montalbán en 1581.

Francisco de Arroyo y Sánchez de la Torre, realizó su testamento en Algeciras a finales del siglo XVIII, le tocó vivir la guerra de sucesión, una de esas tantas guerras civiles que los españoles hemos tenido la desgracia de padecer. Aquí queda un poquito de su historia.

Deja un comentario

logo tierra de Valdepusa

La historia nos hace conocer el cómo y por qué somos así y la influencia que los acontecimientos tienen en las futuras generaciones de los pueblos.

Contacto